Artículos de interés

Recomendaciones para refrescar ambientes eficientemente

¿Mucho calor? Algunas recomendaciones para refrescar los ambientes en forma eficiente

En estos períodos estivales es natural que pasemos algunos días de calor agobiante, para mitigarlo podemos recurrir a diversas soluciones, algunas que requieren poca o nula inversión de dinero y otras más costosas, algunas requieren también de planificación y tiempo para su implementación.

Las siguientes recomendaciones tienden a disminuir las temperaturas internas de los ambientes durante el verano, preferentemente en climas tropicales y subtropicales. Para otros climas se debe buscar un equilibrio entre la necesidad de fresco en el verano y calor en el invierno. Las aislaciones funcionan para ambos climas, así como los dobles vidriados y espejados, en el caso de las cortinas vivas, las especies deben elegirse con hojas caducas de forma que no hagan demasiada sombra durante el invierno.

Soluciones de bajo costo (sin aire acondicionado):

Evitar que ingrese luz y calor desde el exterior, las posibles soluciones de mejor a peor, son las siguientes:

  1. Sombra en las paredes que no dan al sur mediante a) árboles, b) arbustos, c) enredaderas, d) galerías, e) toldos.
  2. Sombra en las ventanas que no dan al sur mediante las mismas soluciones de 1) de ser aplicables y a las que se suman a) persianas, b) cortinas del tipo “black out”, c) cortinas opacas.
  3. Ventilar los ambientes de ser posible formando corrientes de aire abriendo las ventanas que dan al sur a toda hora y las otras entre las 18 y las 08 del día siguiente.
  4. Utilizar ventiladores, de ser posible cerca del piso, donde el aire está más frío, orientarlos hacia las ventanas para tratar de evitar el ingreso de aire caliente desde el exterior.
  5. Puede ayudar ubicar frente al ventilador trozos de tela de algodón de tejido abierto, tipo rejilla, humedecidos con agua, colocándolos de canto al flujo de aire para no obstruirlo, este artilugio es muy eficiente y permite reducir la temperatura del cuarto en unos 5°C mientras la tela permanezca húmeda.

Soluciones de mediano costo (con aire acondicionado):

Si se está pensando en un equipo nuevo, la mejor solución desde el punto de vista de la sustentabilidad, hoy en día, son los equipos divididos (Split) de tecnología “inverter”. Evidentemente estos equipos son los más costosos en su inversión inicial, pero lo correcto para tomar la decisión es calcular el valor neto presente del gasto por consumo durante la vida útil del equipo, que para ser conservadores la podemos calcular en 10 años.
A igualdad de tecnología (inverter, termostato de encendido/apagado (On/Off), la mejor eficiencia de mayor a menor se logra con equipos:

  1. Divididos (Split)
  2. Integrados
  3. Portátiles

Es siempre preferible mantener los ambientes a una temperatura que sea agradable con ropa de verano, si la temperatura requiere el uso de una ropa de abrigo mayor a la que se utiliza para el exterior significa que la temperatura es excesivamente baja y consume más energía que lo necesario para lograr el confort. La temperatura mínima no debería descender de los 24 grados, aunque es bueno probar temperaturas superiores que permitan una estancia confortable y es más económico mantener los ambientes a una misma temperatura que apagar y prender los equipos, ésta última práctica los desgasta y consume más energía.

Tampoco es aconsejable reducir la temperatura del termostato para intentar enfriar un ambiente más rápidamente, un termostato que funcione correctamente hará que el equipo funcione al máximo de su capacidad hasta alcanzar la temperatura prefijada, o sea que un equipo con su termostato regulado a 24°C tardará lo mismo en llegar a 24°C que otro con su termostato regulado a 18°C, lo que ocurre es que cuando las personas detectan la temperatura demasiado baja y corrigen el termostato, ya se ha consumido energía en exceso de lo necesario.
En cualquiera de los casos anteriores los equipos funcionarán mejor si se instalan protegidos de la radiación directa del sol.

Las aberturas deben mantenerse cerradas, aunque siempre debe proveerse una ventilación mínima adecuada a la cantidad de personas presentes en los distintos ambientes.
De ser posible, las superficies vidriadas que no estén orientadas hacia el sur deben estar protegidas de la radiación solar directa por alguno de los métodos mencionados en 1) y 2) o ser espejadas para reducir el efecto invernadero.

Soluciones que requieren planificación, inversión y tiempo:

Las mejores soluciones siempre son las naturales, es decir las que menos recurren al uso de la tecnología, pero sí de la planificación y la inventiva.
La primera y principal es la construcción edilicia, esto supone un buen proyecto y una inversión inicial mayor para obtener resultados a largo plazo. Aquí lo fundamental es la aislación de paredes, pisos, techos y aberturas, utilizando de ser posible vidrios dobles y espejados.

Las superficies que no dan al sur deberían estar protegidas de la radiación solar de ser posible mediante cortinas vegetales vivas (árboles, arbustos, enredaderas, etc.) Sobre los techos planos también es factible la instalación de terrazas vivas con plantas o glorietas con enredaderas o parras.
Si el espacio circundante o la altura de las edificaciones no permitiera las cortinas vivas las paredes deberían tener preferentemente colores claros y superficies levemente rugosas.

Sugerimos visitar, además, el sitio web del Ministerio de Salud para conocer las recomendaciones para afrontar las olas de calor, y sus posibles efectos en la salud

Iniciar Sesión